Menu

Los 10 mejores juegos para disfrutar en familia

Sabemos que los juegos de casino online son la principal razón para que hayas decidido entrar aquí. Pero hoy queremos hacer una excepción y hablar de un tema apto para todo público. Por lo que hoy te hablaremos de diez juegos familiares que pueden disfrutar tanto peques como grandes. 

Este top de los 10 juegos familiares más populares es variado. Iremos explicando uno a uno, su forma de jugar, desde que edad es recomendable y algunos tips que seguro te ayudarán a disfrutar de tu tiempo offline lleno de mucha diversión y en ¡familia!

Este sitio web no permite jugadores de los estados unidos de américa y sus territorios. si sigues leyendo lo haces bajo tu elección. además, debes saber que las marcas en este sitio web no aceptan jugadores de los estados unidos de américa y sus territorios.

1. Bingo 

Es el juego más popular en todo el mundo. Y aunque desde los cuatro años se puede jugar, es sabido que son las personas mayores las que más disfrutan de este juego. 

Y es que ir tapando cada casilla del cartón a medida que sale el objetivo (número o figura si juegas con niños) es emocionante. Y lo es más aún cuando consigues una línea, cartón lleno o alguna figura y puedes gritar ¡BINGO! para anunciar que has ganado el juego. 

2. Póker

No creas que el póker es exclusivo de los casinos. Es sabido que es uno de los juegos de naipes más populares en reuniones entre amigos e incluso familiares. 

Eso sí, este juego, por la complejidad de sus reglas y sus variantes, puede que sea recomendado para adolescentes  adultos exclusivamente. 

Por supuesto, no quiere decir que los más pequeños de la casa no puedan disfrutarlo, pero sí les costará un poco comprender la dinámica del juego. Por ello, te recomendamos que si tienes niños menores de 10 años, busques otra opción más fácil para ellos. 

3. Blackjack 

Es el segundo juego de naipes que no solo es popular en casinos online de todo el mundo, sino también en reuniones de familia y amigos. 

Lo mejor, es que si se juega la versión clásica, sus reglas son simples y niños que sepan contar, pueden disfrutar de las partidas contigo. 

4. Dados

Es un juego que existe desde hace miles de años. Se juega en todo el mundo. Y aunque sus reglas son simples, es una excelente opción para pasar el tiempo con grandes y pequeños sin distinción alguna. 

¿Y cómo puedes jugar a los dados? Hay varias opciones. La primera y más conocida, es tratar de adivinar el resultado. Este puede ser: par o impar, mayor o menor qué, color o figura si aplica. 

Otra opción es aumentar el nivel de la apuesta y no solo contar ganadas  perdidas. Sino que cada vez que se pierde, se debe cumplir algún reto o penitencia. Estos son a libre elección y pueden ser muy emocionantes, en especial para adolescentes y adultos jóvenes. 

5. Monopolio

El monopolio es un clásico en la infancia de cualquier niño. Se puede jugar en línea y también en físico. Lo mejor, es que es un juego para toda la familia y puede formar parte de la noche de juegos para compartir.

Lo mejor de este juego, es que se pueden enseñar estrategias, finanzas e incluso habilidades de análisis profundo. Y, aunque los adolescentes puede que lo encuentren un poco aburrido y monótono, los más pequeños y más grandes de la casa podrán pasar horas jugando sin aburrirse por un instante. 

6. Baccarat

¿En serio? ¿Baccarat se puede jugar en familia? ¡Claro que sí! En realidad todos los juegos de naipes pueden jugarse en familia, puesto que las reglas suelen ser fáciles de aprender y la dinámica es divertida.

En particular, el baccarat es una de esas opciones que puedes jugar con niños desde los 7 años hasta adultos mayores por su sencillez parecida al blackjack. El objetivo es conseguir una mano menor o igual a nueve. 

7. Charadas

En caso de que no tengas a mano un mazo de naipes, un tablero de monopolio o cualquier otro juego, ¡también puedes divertirte en familia! 

Las charadas, también conocido como adivinanzas, adivina qué, o adivín, es un juego en el que solo necesitas lápiz, papel y un bowl o bolsa. Dale un pedacito de papel a cada integrante del juego (mientras más jugadores, mejor) y que cada uno anote una frase, objeto, serie, película o libro en el mismo de forma secreta. 

Cuando todos hayan escrito lo que querían, deben doblarlo y echarlo en la bolsa o bowl. Se mezclan los papelitos y una persona procede a sacar un papel. 

Debe leer para sí mismo el papel. Y luego, con mímica, debe tratar que los demás adivinen. Eso sí, para mayor diversión y emoción, se debe establecer un límite de tiempo o de intentos por rondas. 

¿Y qué pasa si nadie adivina? ¡Todos pierden un punto! Incluso el que está haciendo mímicas para que los demás adivinen. En caso de que alguien acierte, gana un punto y también lo gana quién estaba haciendo las mímicas. 

Por supuesto, existen sus variantes. En algunos casos, se arman equipos. En otros, no se utilizan mímicas, sino una pizarra y se va dibujando (esta versión es conocida como Pictionary). También puede que se permitan preguntas que se puedan responder con «sí», «no» y «tal vez». 

8. Stop

Es un juego donde sí o sí se pone a prueba la agilidad mental de los participantes. Lo mejor, es que se puede jugar desde que el niño aprende a escribir y es muy fácil. 

El juego consiste en tomar una hoja y hacer varias columnas con diferentes categorías. Estas suelen incluir: letra, nombre, apellido, animal, fruta/vegetal, ciudad, país, objeto, artista, marca… 

Se agregan tantas categorías como uno desee. Para comenzar, un jugador dice una letra y el juego comienza. Se debe escribir una palabra que comience por esa letra y que además, pertenezca a la categoría. 

Cuando alguien complete todas las categorías grita «STOP!» Y todos los jugadores deben parar de escribir. Se procede a comparar los resultados. Si las palabras son diferentes en la misma categoría, cada jugador suma un punto. Si son iguales en la misma categoría, se suma solo medio punto. Pero si no escribió nada, no suma ningún punto. 

La ronda la gana quién haya obtenido más puntos. Y lo mejor, es que se puede jugar cuantas rondas uno desee. 

9. Ludo

¿Quién no conoce al Ludo? El clásico juego de mesa donde pueden participar 4 jugadores y la idea consiste en recorrer el tablero con unas fichas de colores sin ser comido por los otros jugadores. 

Este juego es ideal para jugar con grandes y pequeños para pasar buenos ratos. Eso sí, se recomienda para niños a partir de los 6 años pues algunas reglas pueden ser complicadas para menores de esta edad. 

10. Ahorcado

Se trata de otro juego de palabras súper genial para jugar y pasar el rato en familia. Consiste en hacer que la otra persona adivine una palabra que hayas escrito. Y como pista únicamente tendrá la cantidad de letras que contiene la palabra. 

Por cada error que cometa, se irá dibujando una horca con un muñeco de palitos. Si se completa el dibujo, el jugador pierde y ganas la partida. Pero si la descubre antes de completarse el dibujo, ¡habrá ganado! 

Puede jugarse con niños y adultos pues es súper sencillo y lo mejor, es que ayuda a mejorar la capacidad de concentración así como el pensamiento analítico. 

Lee también:- Top 10 errores comunes que debes evitar en las apuestas